“Mantenimiento” de los botijos


“Mantenimiento” de los botijos

El botijo sigue siendo uno de los mejores remedios para conservar el agua fresca en verano.

Sin embargo, para evitar el sabor a tierra, propio de vasijas de barro nuevo, se recomienda que, antes de usarlo por primera vez, lo llenemos de agua y añadamos una copita de anís o aguardiente. Pasadas, a menos, veinticuatro horas lo aclararemos bien.

Otro buen consejo es remojar los botijos en agua cada vez que se llenan para enfriar más sus paredes.

Ahora solamente falta practicar para convertirse en un experto a la hora de beber en botijo.

Publicado el 28/09/2015