Limpieza de campanas extractoras


Limpieza de campanas extractoras

Las campanas extractoras, con el paso de los días, acumulan una gran cantidad de grasa.

Una de las mejores formas de limpiarlas consiste en mezclar amoníaco y alcohol a partes iguales, humedecer un trapo con esta solución y pasarlo sobre la campana extractora.

Siempre que “trabajemos” con amoníaco se recomienda utilizar guantes para evitar el contacto con la piel.

Publicado el 25/09/2015