Ingredientes (para cuatro personas)

  • Harina, 250 gramos
  • Azúcar, 300 gramos
  • Huevo, 4 unidades
  • Clara de huevo, 2 unidad
  • Levadura en polvo, 1/2 cucharadita
  • Anís, 1/2 taza
  • Anises, 1 cucharadita
  • Piel de limón, 1 unidad
  • Zumo de limón, 1 cucharadita
  • Aceite de oliva, 6 cucharadas

Elaboración

Echamos un chorro pequeño de aceite en una sartén y calentamos a fuego medio, cuando notemos que el aceite esta caliente incorporamos la cáscara de limón, y lo dejamos a fuego suave durante 10-12 minutos. Retiramos la cáscara de limón y apartamos la sartén del fuego para dejar enfriar a temperatura ambiente.

En otra sartén ponemos una cucharadita de anises y los tostamos al fuego (pero no en exceso), los retiramos de la sartén y en un mortero los machacamos hasta hacerlos polvo. Batimos (con energía) 3 huevos mezclados con el azúcar (150 gramos) hasta crear una textura espumosa, agregamos el aceite frito (que hemos utilizado para la cáscara de limón), los anises ya en polvo, una copa de anís y harina. Mezclamos hasta que obtengamos una masa homogénea (si fuera necesario podemos aumentar la cantidad de harina, todo dependerá de cómo vallamos viendo la masa).

Una vez conseguida la masa la colocamos en un recipiente, tapamos con un paño (seco) y dejamos reposar durante 1 hora en el frigorífico. Pasada la hora sacamos la masa del frigorífico, y hacemos +- 10-12 bolas, para formarlas podemos: aplastarlas y hacer un agujero en el centro o bien formar cilindros y unir sus extremos para dar forma a la rosquilla (Un truco para que no se nos pegue la masa en las manos es engrasárnoslas un poco con aceite).

Tendremos precalentado el horno a 200ºC. En la bandeja del horno previamente engrasada, colocamos las rosquillas y las pintamos con el huevo restante (batido previamente), las introducimos en el horno durante 15-20 minutos aproxd (Las rosquillas estarán listas cuando se vean doradas y con apariencia rasgada como con surcos)

Finalmente para la cobertura de Merengue: Mezclamos muy bién las 2 claras con los 150 gramos de azúcar aproxd. Y lo dejamos reposar durante 10-12 minutos y volvemos a batir enérgicamente (Podremos añadir azúcar en función de cómo veamos el merengue, tiene que quedar consistente). A continuación bañamos las rosquillas con el merengue y las metemos en el horno (aun caliente) simplemente para que la cobertura se endurezca.

Esperamos que os gusten!!

 

foto: pongameuncafe.blogspot.com