Con unos pequeños conocimientos podemos reparar los pinchazos de las bicicletas.

Lo primero es desmontar el mecanismo de freno y la rueda.

Una vez desmontada quitamos el tapón de la válvula del aire y la deshinchamos, después tenemos que sacar la cámara.

Para desmontar el neumático introducimos las llaves entre la llanta y la cubierta, ahora hacemos palanca y sacamos un extremo de la cubierta y a continuación todo el lateral, de esta forma tenemos acceso a la cámara.

Una vez tenemos la cámara fuera, la hinchamos un poco y le ponemos el tapón a la válvula. Utilizamos el cubo con agua para localizar el pinchazo. Sumergimos la cámara en el agua hasta que aparezcan burbujas, lo que nos indicará el lugar exacto del pinchazo, lo marcamos con un bolígrafo o rotulador haciendo un circulo.

Una vez localizado el pinchazo, procedemos a secar la cámara y a lijar la zona ligeramente, a continuación ponemos el adhesivo especial que viene en el kit y el parche de la medida correcta, seguiremos el tiempo indicado en el paquete para que la reparación se realice correctamente. Una vez seca la zona, procedemos a una nueva comprobación en el cubo de agua para verificar que la pérdida de aire se ha sellado correctamente la reparación. Procedemos al montaje de la cámara, el neumático y la rueda, con los mismos pasos que realizamos para el desmontaje.

Existen unas bombas de inflado que reparan los pinchazos con cola pulverizada, también podemos poner una protección de fibra entre la cámara y la cubierta como mediad de protección.

Necesitaremos:

Cubo de agua

Bomba para inflar

Llaves para desmontar la rueda y la cámara

Lija fina

Kit de parches y adhesivo

Cámara

foto: Angel Meila