Descripción de la receta

Cuando nos iniciamos en la cocina es muy fácil que lo que estamos preparando no salga como esperamos….os iremos indicando pequeños trucos para salvar nuestras creaciones con las que esperamos sorprender (agradablemente) a nuestros familiares y amigos:

Cuando se pega la comida: Si vemos que la comida se pega al fondo del recipiente, no tenemos que moverla o rascar el fondo. Se retira del fuego y se vuelca el contenido en un recipiente nuevo sin tocar el fondo y la comida pegada. Asi no arrastraremos el sabor de quemado al nuevo recipiente.

Si nos pasamos de sal: Si estamos preparando un guiso y se nos fué la mano con la sal, un sencillo truco es añadir una patata pelada cruda para que absorba el exceso de sal.

Si nos sale espuma en el aceite al rebozar: Lo mejor para evitar que salga espuma en el aceite cuando freimos algo rebozado es añadir la cascara del huevo que hemos utilizado.

Si se quema el refrito: Cuando hacemos un refrito el ajo se tuesta enseguida, lo mejor es echarlo una vez esté rehogada la cebolla. Si solo sofreimos el ajo y se nos quema lo mejor es sacarlo todo y utilizar el aceite pero sin el ajo. Si tambien se quemó el aceite, hay que utilizar aceite limpio.

Legumbre dura: Si hacemos un guiso de lentejas, judias, garbanzos y la legumbre se queda dura y no podemos dejarla cocer más tiempo porque se quegaría o se quedaría sin caldo, lo mejor es sacar el guiso y pasarlo por la batidora, así tendremos un pure de legumbre con el mismo sabor que el guiso y es más digerible.

Evitar rebose una olla: Para evitar que rebose una olla porque la espuma de la coccion suba y se derrame solo tenemos que poner una cuchara de madera cruzada en el borde.

Dar la vuelta a una tortilla de patatas: Primero antes de echar la mezcla de huevo y patata tenemos que comprobar que la sarten tiene un poco de aceite, una vez se está cuajando y cuando vemos que es consistente para que no se rompa le damos la vuelta. Para darle la vuelta podemos utilizar una tapadera, un plato, un vuelta tortillas (es una especie de tapadera pero diseñada expresamente para esta tarea) y los más aventajados girarla en el aire. Si la tortilla se pega, lo mejor es echarla en una sarten limpia e intentar recomponerla. Yo recomiendo que la sarten que se utilice para hacer tortilla no se utilice para otras cosas.

Espesar un guiso o un caldo: Si estamos cocinando un guiso lo mejor para espesarlo es utilizar harina o maicena. Si se trata de un caldo o un pure, la patata es una buena opción porque se deshace.

Bechamel con grumos: Si hacemos una salsa bechamel y no conseguimos quitarle los grumos, pasamos la mezcla a la batidora la mezclamos y luego seguimos cocinandola en la sarten.

Post. Penélope N.