Descripción de la receta

cocido-final

Cocidito madrileño del ayer y del mañana. Pesadumbre y alegría de la madre y de la hermana. A mirarte con ternura yo aprendí desde pequeño. Porque tú eres gloria pura, porque tú eres gloria pura, cocidito madrileño.

Así dice el estribillo de esta popular canción de Manolo Escobar, que refleja la “esencia” de este plato típico no solo de la capital de España.

Ingredientes (4 personas)

  • Garbanzos (unos 300 gramos)
  • Morcillo (unos 400 gramos)
  • Un cuarto de gallina
  • Un trasero de pollo
  • Hueso de caña o de espinazo
  • Punta de jamón
  • Tocino de cerdo (unos 75 gramos)
  • Dos chorizos
  • Ocho patatas pequeñas (dos por comensal)
  • Dos Zanahorias
  • Un puerro
  • Un repollo pequeño
  • Fideos (unos 75 gramos)
  • Dos dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Pimentón
  • Sal
Preparación

La noche anterior, dejamos los garbanzos en remojo (en agua templada con una pizca de sal y bicarbonato).

Ponemos unos dos litros de agua en una olla grande y vamos echando los garbanzos, el morcillo, la gallina, el trasero de pollo, el hueso, la punta de jamón y el tocino. (Las carnes y los huesos hay que lavarlos antes de introducirlos a la olla).

Cuando rompa a hervir, retiramos la espuma que se forma en la superficie. Después, cerramos la olla y la dejamos a fuego lento una hora y media. Pasado este tiempo, agregamos las patatas, las zanahorias y el puerro, que previamente habremos limpiado y pelado. Si vemos, que queda poco caldo, echaremos más agua (se recomienda caliente). Ahora solo quedan otros 30 o 40 minutos más en el fuego.

Por otro lado, en una cacerola cocemos durante unos 30 minutos un par de chorizos (se recomienda pincharlos con un palillo) y un repollo pequeño, que anteriormente habremos picado y lavado. Aquí existe la posibilidad usar agua o utilizar un poco del caldo de cocido.

Tras esto, reservamos el chorizo y escurrimos el repollo. Posteriormente, ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén, echamos un par de dientes de ajos y el repollo. También añadimos media cucharadita de pimentón dulce para rehogar el repollo.

Por último, para hacer la sopa; sacamos un litro de caldo de la olla, lo colamos y cocemos en él los fideos durante unos 10 minutos. También podemos prepararla con arroz.

En cuanto a la
presentación, lo más normal es servir primero la sopa, luego los garbanzos con el repollo, las patatas y las zanahorias y, al final, las carnes. Pero es posible tomar los garbanzos con la sopa o con las carnes. Sea cual sea la opción, el cocido está riquísimo.