Las rebajas están a la vuelta de la esquina. Incluso, ya han llegado en algunas ciudades españolas. Año tras año se repite la misma historia de comprar prendas por comprar, en numerosas ocasiones sin ser ni siquiera necesario. A veces no sólo no nos gusta lo que hemos adquirido si no que ni siquiera nos favorece. En otras ocasiones, nos hacemos con ello sólo por su buen precio… En definitiva, mil excusas para llenar nuestro armario. Por eso, XR Personal, agencia de Personal Shopper basada en la imagen única del cliente y en un trato personalizado, quiere haceros algunas recomendaciones para este período de rebajas.

Teniendo en cuenta el momento actual por el que atravesamos, somos conscientes de que hoy más que nunca es fundamental aprender a comprar y, sobre todo, amortizar las rebajas sin tener que renunciar a hacer las compras que necesitamos. Si sabemos aprovecharlo bien, podemos gastar mucho menos dinero del que pensamos. Es sólo cuestión de organización y buena predisposición. Hacer las cosas con cabeza nos ahorrará no sólo dinero sino también algún que otro disgusto.

. Una semana antes de que empiecen las rebajas, proponemos colocar el armario de la temporada actual. Sacad todo encima de la cama para ver lo que tenéis y haced una lista de lo que realmente necesitáis comprar. Así, evitaréis gastar por capricho.

. Si es posible, lo ideal sería comprar con dinero en efectivo controlando así lo que vamos gastando, de tal manera que podremos adquirir sólo lo que se ajuste a lo que llevamos encima. Si por cualquier razón no podemos evitar utilizar la tarjeta de crédito, lo mejor será establecer un límite en la misma para evitar sustos innecesarios al mes siguiente.
. Debemos evitar comprar por capricho, sobre todo si se trata de prendas caras. Además, debemos tener claro lo que queremos y comparar en diferentes establecimientos para no tener que arrepentirnos si lo encontramos mucho más barato en otro sitio.
. Es imprescindible guardar el ticket de compra por si queremos devolver la prenda.
. Una sugerencia a tener en cuenta es aprovechar el período de rebajas para invertir en prendas más caras que no se pasen de moda, quizá un abrigo básico, una cazadora de cuero, unos zapatos de firma o un bolso de piel… O por el contrario, en algo de mucha tendencia que se vaya a lucir por poco tiempo.
. Las rebajas son un momento perfecto para completar el fondo de armario. Camisetas y camisas blancas, pantalones vaqueros, faldas rectas, pantalones de pinzas…
. Ir a las tiendas unos días antes de que comiencen las rebajas, probarse todo lo que nos guste y tener claro lo que necesitamos ayuda mucho a la hora de ir de compras en rebajas. Así como hacer una lista de prendas, colores y tallas que mejor nos sientan y dejar pendiente sólo el pasar por caja. Evitaremos, además, las largas colas de los probadores.
. Por último, recuerda que las rebajas se amortizan sobre todo las últimas semanas, no nada más comenzar.