Decir que Mérida es una ciudad acogedora, bulliciosa, con una gente acogedora…es decir poco.

Esta ciudad denominada en época romara Emerita Augusta era la capital de la Lusitania, el emperador Augusto la fundo en el 25 a. de C. como población de retiro para los legionarios jubilados de las guerras cantabras pertenecientes a las legiones V Alaudae y X Gemina, era una ciudad monumental de Imperio, con gran influencia e importancia durante siglos.

La ciudad contaba con Teatro Romano, Anfiteatro, Circo, Termas, Templos, Foro, grandes villas “domus”, acueductos, calzadas de primer orden, murallas, el gran puente romano uno de los mas largos del imperio….

Durante los siglos posteriores el periodo visigodo, islámico y medieval se reestructura la ciudad reutilizando o reformando las construcciones, de esta época es la Alcazaba con su aljibe, parte de las murallas y puertas, las reformas del puente por las crecidas del río, la reutilización del Templo de Diana,  el barrio de la Morería, el Xenodoquio o lugar de peregrinos, la construcción de la Iglesia de Santa Clara, la primitiva iglesia de Santa Eulalia….

La Basílica de Santa Eulalia, tiene una cripta donde se puede admirar las distintas construcciones superpuestas de cada periodo. Es muy intersante contemplar los restos al igual que el centro interpretativo existente en el acceso.

Hablar del Teatro Romano, el Anfiteatro y el Circo, es hablar del ocio del los romanos, son magníficos y visitarlos te transporta en gran medida a su época dorada, en la que deberían ser indescriptibles.

Si está interesado en mundo romano, no debe dejar de visitar el Museo Romano junto al recinto del Teatro o la Casa del Mitreo “domus” donde se pueden observar mosaicos y pinturas murales.

El Templo de Diana sorprende por su estado de conservación, en gran medida debido a la construcción del palacio del conde los Corbos. En su dia en perfecto estado de conservación debía se expléndido.

Otro punto que hay que visitar es la Alcazaba, desde la que se observa el Rio Guadiana y el puente romano. En la Alcazaba existe un aljibe al que se puede acceder bajando un tunel donde actualmente se encuentra el lugar de acumulación de agua, destacar las columnas existentes con decoramiento vegetal (ramos de uvas)

Para los que quieran ver todas los monumentos destacados, existe una entrada conjunta con un precio especial, se puede adquirir en la propia taquilla de los monumentos.

Recomiendo la visita de la presa de Proserpina, embalse romano que llevaba agua a la ciudad a través de los acueductos construidos a tal fin.

Mérida tiene conventos y monasterios, iglesias, palacios….es una ciudad a la que que volver para disfrutarla. Mérida está en la Ruta de la Plata de gran importancia durante siglos y que actualmente se puede realizar, visitando las zonas arqueológicas que la conforman.

En el año 1993 es declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Respecto a la gastronomía emeritense destacan los productos del cerdo alimentado en las dehesas con bellotas:  el jamón, lomo, lomito, morcón, variedad de chorizos y salchichones, también hay que destacar los quesos de cabra y oveja, pescados, caza y el vino de la Ribera del Guadiana.

 

Fotografía y Post: P. Núñez