PINTEREST

El Madrid Musulman

El Madrid Musulman

¡ Hola de nuevo, soy Matrice y voy a contaros como era Madrid en la época árabe!

Fue en la Edad Media, en la España Musulmana, cuando una pequeña población comenzó a aparecer escrita en distintos documentos tanto en textos latinos como árabes, como os podéis imaginar…era yo.

Me llamaban Mayrit, Megerit, Maiedrit, Mayadrid, Maydrit, Magirit……La población cristiana prefería el nombre de Matrice (que significa arroyo madre) y la mulsumana Mayrit ( manantial)

El lema de más antiguo de Madrid es (se puede leer en la pared de un bloque de viviendas en Puerta Cerrrada):

Fui sobre agua edificada,

mis muros de fuego son

esta es mi insignia y blasón

El lema hace referencia a la piedra de pedernal que abunda en mi región y al agua de mis arroyos y manantiales.

Yo estoy situada cerca de Alcalá de Henares, que era una ciudad de importancia. Son tiempos de revueltas, con las incursiones de los cristianos de la alta meseta y las rebeliones de los vasallos morázabes y muladíes contra el emirato.

Los alzamientos constituyen una clara amenaza para el poder de Córdoba, más aún en ciudades fronterizas y en la antigua capital cristina Toledo. En 856 comienza la construcción de mi alcazar junto al río Manzanares, esta fortaleza pertenecerá  al sistema de comunicaciones y defensa de la marca media, la antigua calzada romana que une Toledo y Medinaceli.

Mayrit formaba parte de una serie de torres-atalayas repartidas cada 40 km a lo largo del valle del Tajo, por medio de humaredas durante el día y hogueras durante la noche se avisaba del avistamiento de tropas cristianas, así se convertía por mi situación geográfica en una plaza fuerte avanzada del reino de Toledo. Las atalayas y castillos que vigilaban los pasos de la Sierra de Guadarrama (Somosierra, Tablada y Fuenfría) y el río Jarama estaban directamente comunicadas con la guarnición madrileña y esta a su vez con el resto de fortificaciones fronterizas. Como el resto de ciudades creadas en la marca media se trataba de un ribat, una especie de ciudad-monasterio establecida en rutas seguidas por caravanas de mercaderes para su alojamiento, aprovisionamiento y defensa. Muchas de estas atalayalas existen en la actualidad la mayoría de ellas a lo largo de la Nacional I, ¿os animais a descubrirlas? Son Arrebatacapas, el Berrueco, Venturada, Torrelaguna, el Vellón y Talamanca del Jarama.

A finales del siglo XI  Mohamed I ordena construir una muralla que rodee la medina y el alcazar. A la población cristiana no se le permite residir a intramuros y se congrega al otro lado del arroyo de San Pedro (el arroyo discurre bajo la actual calle Segovia) en el arrabal mozárabe, alrededor de la iglesia de San Andrés.

En esta época prospera la agricultura debido a la técnicas llegadas de oriente.

Debido al crecimiento de la población, las existentes fuentes del arroyo de San Pedro, Arenal y Leganitos así como la imposibilidad de acceder al agua del Manzanares por su lejanía y por los 40 m de desnivel quedaron obsoletas y fue necesario encontrar otro sistema hidráulico para abastecer a la población. Los musulmanes aportaron la técnica oriental  conocida en Armenia desde el del siglo VII a.dc. denominada “qanats” utilizada para aprovechar las aguas subterráneas como fuente de abastecimiento. Esta técnica ha sido utilizada por Madrid, Marrakech y Teheran durante siglos, en Madrid estuvo operativa hasta la inauguración del Canal de Isabel II en 1858, en las otras dos ciudades hasta 1930 (1).

(1) Los viajes de agua consistían en una serie de galerías de entre 7 y 12 km de largo cuyo fin era llevar agua hasta la ciudad. La galería subterránea tenía la suficiente altura para que pudiera pasar una persona para realizar las tareas de mantenimiento para que el agua fluyera limpia, en el centro de suelo se colocaba una cañería que
transportaba el agua hasta las fuentes públicas, casa privadas, huertas y jardines.

 El sistema consistía en drenar el agua de las capas de arenas permeables. Lo primero era localizar los manantiales subterráneos, comprobar la calidad del agua y su potabilidad, posteriormente de excavaban los pozos y las galerías que drenaban el agua hasta la ciudad por gravedad. Los pozos estaban cubiertos por una losa de piedra denominada “ capirote” con un orificio de aireación para el agua, alguno de estos capirotes pueden verse en el parque de la Dehesa de Villa, miden aproximadamente algo más de 70 cm de alto y 80 de lado y correspondían al antiguo Viaje de Amaniel.

 La captación de las aguas se realizaba en los antiguos términos municipales de Fuencarral, Chamartín, Canillas y Canillejas. Las minas se construían en declive e iban revestidas de ladrillos, cada ciertos metros se construía un depósito para posar el agua y las canalizaciones de distribución. Cada uno de los ramales conducía a una fuente. La Cruz de puerta Cerrada es un adorno de una arca de agua que constituye su pedestal (según Fernández de los Ríos).

 Los accesos a las minas estaban cerrados con rejas y en cada” viaje” había un maestro fontanero que era el responsable de las llaves. Los caños para conducir el agua eran de barro cocido sin vidriar para preservar el sabor del agua. Según su grosor se denominaban de distinta forma, podrían ser: caños de nueve porque tenían nueve dedos de diámetro, otros de seis, de cinco y los conocidos como “naranjeros” porque tenían el tamaño de una naranja, los limoneros apenas tenían uso por su pequeño grosor.

 Las aguas podían ser dulces: Viajes de Alcubilla, Alto Abroñigal, Bajo Abroñigal, Fuente Castellana, Retamar, Alto del Retiro, Bajo del Retiro, San Dámaso, Pascuazas, Fuente de la Salud, Caños Viejos, Rey, Conde de Salinas, Meaques y Casa de Vacas. Los viajes de aguas gordas mayoritariamente pertenecían a particulares que a su vez vendían el agua : Prado de San Jerónimo, Prado Nuevo, Caños de Leganitos, Caños del Peral, Fuente del Berro, Pajaritos, Reina, Atocha, Harinas, Gremios, Hospital, Conchas, Neptuno, Calle Toledo, el agua gorda más famosa de Madrid es la de Fuente del Berro.

 Siempre ha habido accesos no autorizados para robar el agua que unido al crecimiento de las plantas de los jardines provocaban que la calidad del agua fuese insuficiente lo que a su vez provoca numerosas enfermedades.

 Hasta 1858 año en el que se construyó el Canal de Isabel II, había en Madrid 30 viajes de agua, siendo insuficientes por el alto número de habitantes.

 ¿Os ha parecido interesante? Ahora me tengo que ir, pero pronto seguiré con mis relatos.

Matrice.

Fotografía: rutasconhistoria.es

P.Núñez

febrero 23, 2018|Rincón Viajero|0 Comentarios

Acerca del autor:

Deja un comentario