Los labios son una de las partes de nuestro rostro que más sufren con las agresiones medioambientales, el calor, el frío, el sol son sus grandes enemigos.

Lo mejor es protegerlos en todo momento, con un protector labial con protección solar.

Para mejorar su aspecto, existen productos indicados expresamente para nutrirlos o repararlos.

Un método casero para mejorar su aspecto consiste en utilizar pasta de dientes como exfoliante, dando un pequeño masaje para quitar las pieles muertas y después utilizar miel, tus labios mejorarán su aspecto y estarán más hidratados.

Masajearlos por la noche con una gota de aceite de oliva virgen ayuda a hidratarlos