PINTEREST

El jardín Botánico de Madrid

El jardín Botánico de Madrid

El primer Jardín Botánico de España lo mandó formar Felipe II a instancias de Andrés Laguna, conocido médico, en 1568. Se construyó junto al palacio de Aranjuez mucho antes que los de París y Montpellier y al mismo tiempo que los de Pisa y Padua siendo éstos considerados los más antiguos de Europa.

Fernando VI instauró el primer Jardín Botánico de la capital en el llamado Soto de Migas Calientes a orillas del Manzanares (denominado así a causa de una venta existente en la zona y cuyo plato especial eras las migas ), estaba situado en un pequeño parque.

Carlos III dispone que se traslade el jardín existente a las huertas del Prado Viejo, junto al que sería Gabinete de Historia Natural (actual museo del Prado). En este nuevo parque se aclimató una especie plantada por el sabio D. Antonio José de Cavanilles, la dalia originaria de México y hasta entonces desconocida en España. Desde aquí se enviaban semillas para distintos lugares del mundo como Londres, París, Turín, Florencia…etc.

Actualmente puede contemplarse un ciprés calvo que se plantó cuando se creó el jardín.

El jardín fue proyectado por Juan de Villanueva y el botánico Gómez Ortega. Está distribuido en 3 terrazas, dos de ellas neoclásicas y la superior de corte romántico, en el edificio se instaló el invernadero (donde se cultivaban las plantas tropicales), la cátedra de botánica y los herbarios.

La biblioteca y herbarios son importantes ya que se llegaron a reunir 30.000 especies distintas. D. Mariano Lagasca realizó un catálogo de este jardín en 1816, tanto él como Cavanilles tienen sus estatuas en este jardín.

El Jardín primitivo tenía más extensión que el anterior pero al crearse la calle de Claudio Moyano y el Ministerio de Fomento se redujo considerablemente.

Está rodeado por una verja forjada en Tolosa y posee cuatro puertas, aunque las principales son las que se abren al paseo del Prado y a la glorieta de Murillo. La primera fue diseñada por Villanueva está realizada en granito y formada por columnas dóricas sobre zócalos que flanquean un arco de medio punto y sostienen un frontón triangular con la inscripción “Carlos III, padre de la patria, restaurador de la Botánica, a la salud y recreo de los ciudadanos, año de 1781 “a ambos lados del arco central se abren sendos arcos adintelados. Está en desuso y es la llamada Puerta del Rey. La otra se abre a la glorieta de Murillo es muy más sencilla y tiene forma de gabinete y es acceso principal a recinto.

El Botánico sirvió de forma especial para impulsar las expediciones científicas al Nuevo Mundo y a Filipinas.

Acerca del autor:

Deja un comentario