Ingredientes: (para 4 personas)

  • 500g de garbanzos
  • 1 cebolla grande
  • 1 cebolleta
  • 1 tomate grande
  • 1 diente de ajo
  • 1dl de aceite
  • 1 cucharadita de harina
  • 1 hoja de laurel
  • 2 hebras de azafrán
  • 1 ramita de perejil
  • Pimentón
  • Comino en grano y sal

Preparación:

Poner el día anterior los garbanzos a remojo. Si no tenéis tiempo podéis utilizar los que venden cocidos en frascos de cristal.

Pelar la cebolla y cortarla por la mitad

Pelar y picar la cebolleta y el tomate

Cocer los garbanzos, la cebolla y el laurel en una olla. (solo si los has puesto ha remojo, los otros ya vienen cocidos)

Cuando estén cocidos los garbanzos se sacan y se reservan, se pica la cebolla cocida y se aparta el caldo.

En una cacerola se dora la cebolleta, cuando esté pochada se añade el tomate, se rehoga todo y añadir y poco de harina.

Espolvorear el pimentón y añadir los garbanzos y un poco del caldo que teníamos reservado. A los 5 minutos añadir la cebolla cocida picada y mantener a fuego lento.

Machacamos el comino, el ajo y las hebras de azafrán, el resultado lo diluimos con un poco de caldo y lo echamos en la cacerola con el resto del guiso.

Retirar cuando espese la salsa, añadir perejil antes de servir.

foto:httpflor-adelaida-gonzalez.suite101