Si después de conectar un enchufe a un cable, añadimos una gota de silicona podemos ayudar a evitar el peligro de que el cable se desprenda a causa de los tirones.