Es muy importante escoger un calzado adecuado, pero sobre todo debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. Proteger bien el pie
  2. Ajustarse a él sin oprimirlo y
  3. Estar fabricado con materiales naturales.

Pero además a la hora del uso diário devemos tener en cuenta:

  • El tacón no debe sobrepasar los 4 centímetros y la puntera ha de ser suficientemente amplia.
  • Es conveniente que se alterne el uso de varios pares distintos. Cada modelo es apto para una actividad en concreto, como andar, trabajar o hacer deporte.
  • Cuando compremos unos zapatos nuevos procuraremos hacerlo al final del día, cuando los pies están más dilatados y siempre probándonos los dos.

Todos estos consejos nos ayudarán a tener unos pies sanos.