Si tenemos una mascota desde hace poco tiempo, una duda que suele surgir es cómo y cuando bañarla.

Si dispones de jardin o patio, lo mejor es utilizar esta zona de la casa ya que te evitará tener que limpiar el exceso de agua que caiga al bañar a tu mascota.

Hacerle entender que toca baño y que no se puede salir con la suya. Tiene que habituarse a que esa zona es la de baño.

Evitar que le entre agua en la orejas. Cuando se termine el baño hay que limpiarlas, puedes utilizar toallitas de bebes o geles especiales. Siempre aclarar bien y secarlas con cuidado.

Utiliza una toalla de algodón para secarles lo máximo posible. Ten cuidado a algunas mascotas les asusta el ruido de los secadores.

Puedes utilizar un cepillado a fondo y dejar el baño para otro día, si tu mascota no está muy sucia.

Existen en el mercado champús especificos para cada tipo de pelo e incluso antiparasitarios.

Tener a tu mascota cuidada la hará más féliz y la convivencia será más agradable. Si tienes una mascota cuidala, es un miembro más de tu familia.