Para levantar un objeto que se encuentra en el suelo,  flexionaremos las rodillas, y mantendremos el objeto lo mas pegado a nuestro cuerpo, evitando doblar la espalda, e intentaremos tener una base de sustentación amplia.