Una manera fácil y práctica de ahorrar gastos es hacer jabón casero, utilizando el aceite de freir que hemos desechado.

Estos trucos o recetas losllevan haciendo nuestros antepasados durante siglos, e incluso actualmente muchas familias todavía siguen fabricando su propio jabón.

Se mezcla en el recipiente la sosa y el agua despacio, hay que tener mucho cuidado de que no salte, porque nos podemos quemar con la sosa. Tampoco hay que tocarla.

Cuando hemos mezclado estos ingredientes, se hecha el aceite poco a poco y removemos durante un rato con la cuchara de madera, hasta que la mezcla sea de color blanquecino.

Después lo dejamos reposar durante un par de días, una vez está compacto lo cortamos y ya podemos utilizarlo.

 

foto: tusmanualidadesgratis.com

Se necesita:

Una cuchara de madera

Un recipiente que no sea de plástico, valdría barro, cristal o metal

3 litros de agua

3 litros de aceite de freir usado

500 gr de sosa caústica