Os animo a una nueva experiencia en la Naturaleza.

Entre cañones, desfiladeros, un gran valle y un paisaje que quita el aliente discurre El Caminito del Rey, en la sierra de Málaga.

El rio Guadalhorce ha tallado a lo largo de su discurrir este impresionante desfiladero de más de 300 metros de altura que ha sido durante años lugar de encuentro de escaladores y senderistas.

A principios del siglo XX se inicia la construcción de la presa de El Chorro con la finalidad de instalar una central hidroeléctrica que suministrara luz a Málaga y a su vez el agua sirviera para potenciar los cultivos en la zona. Posteriormente se construyo la presa de Guadalhorce lo que incrementó la actividad agraria. El rey Alfonso XIII cruzó el puente de hormigón construido para la ocasión con motivo de la finalización de la obras, de ahí el nombre de la senda.

La senda en su origen estaba destinada a los obreros durante la construccion y el mantenimiento de la presa, posteriormente sirvió de nexo de unión entre las poblaciones a ambos lados de los desfiladeros ya que acortaba consideramente el recorrido entre ellas.

Con el años el camino se fue deteriorando llegando a ser muy peligroso para los escaladores y aventureros que intentaban realizarlo atraidos por el riesgo.

Actualmente la senda se encuentra perfectamente rehabilitada y no representa ningún peligro, hay que tener en cuenta que no es acta para personas por movilidad reducida.

El recorrido es lineal, de unos 8 km de inicio a fin. Durante el trayecto se pasa por el desfiladero de Gaitanejo, el Tajo de las Palomas, el valle del Hoyo y el Desfiladero de los Gaitanes.

Existe un autobus lanzadera para desplazarse desde hasta la zona de parking.

Es necesario consultar la web www.caminitodelrey.info para organizar la visita, ver el recorrido y reservar las entradas, es una senda muy concurrida y normalmente no hay entradas disponibles en taquilla.

Espero que se animen a realizarla, los paisajes y la experiencia son únicos.

 

Post y foto: Penélope N.