Tierra de frontera por la que han pasado celtas, romanos, musulmanes…se han disputado su territorio castellanos y aragoneses; en esta villa el principe Fernando  fue nombrado heredero de la corona de Aragón con el nombre de Fernando el Católico, durante la Guerra de la Independencia la ciudad colaboró en la defensa de Zaragoza, la Diputación General de Aragón se constituyó formalmente en esta ciudad y su ayuntamiento fue el primero de la democracia… son algunos de los datos históricos de esta bellísima localidad.

En la comarca de Calatayud se conocen más de 30 poblados celtíberos, entre otros Segeda, Arcóbriga y la Bilbilis celtibérica.

La Bilbilis romana fue una ciudad de importancia en la política del mundo romano, durante el reinado de Tiberio se terminó el foro, el teatro y se erigen esculturas…obras y remodelaciones que se alargaron durante distintos periodos políticos hasta finales del siglo IV en que se encuentra medio abandonada.

Los restos de la ciudad se conservan a pocos kilómetros de Calatayud sobre un cerro, se trata de un yacimiento muy importante. Si no tienen tiempo pueden acercarse al museo de la ciudad, donde se exhiben piezas de interés recogidas del yacimiento y se hace un repaso a la historia de la ciudad.

Bilbilis es la cuna del gran poeta romano Marcial, no dejen de leer alguno de sus epigramas que le sorprenderán por su actualidad. En la tienda “La Sobresaliente” podrán encontrar libros de los epigramas y contratar visitas comentadas que resultan muy completas, interesantes y entretenidas.

Con el abandono de Bilbilis y la entrada del Islam surge una nueva ciudad que aún se conserva, Calatayud…el nombre, Qal’ at Ayyub, donde Qal’a significa ciudad fortificada y Ayyub es un nombre de persona, lo que da lugar a “Castillo de Ayud”.

Durante este periodo se crearon las acequias para riegos que propiciaron la expansión de la huerta, la plantación de cáñamo y los talleres de cerámica. Esta ciudad aportó científicos, juristas, poetas e historiadores de relevancia.

En el Cantar del Mio Cid se nombra a Calatayud, en esa etapa era tierra de frontera entre cristianos y musulmanes.

Los de mío Cid en su persecución van,
el rey Fáriz en Terrer logró entrar,
pero a Galve no lo acogieron allá
hacia Calatayud a toda prisa se va.
Versos 771 y ss. CMC

Calatayud se encuentra entre las cuencas del río Jalón y Jiloca. La ciudad es conjunto histórico artístico, su arquitectura mudéjar es Patrimonio de la Humanidad con sus inigualables  torres octogonales, tengo que destacar la Colegiata de Santa Maria la Mayor, sin olvidarme de la iglesia de San Pedro de los Francos, de sus Castillos, de las murallas y de sus puertas, las calles de su judería y de la morería, la vista de las torres de sus iglesias al atardecer….se les quedará grababa en su memoria.

No se puede ir de Calatayud sin  visitar el “Meson de la Dolores”, con su patio típico de balconadas corridas y pozo, en el interior hay un pequeño museo relacionado con todo lo relacionado con la leyenda de  la Dolores. En la tienda venden chocolate de Ateca, en tabletas que sorprenderán por su tamaño, sabor y calidad. Les recomiendo los vinos de la zona y por supuesto su gastronomía.

Espero les guste Calatayud!!

 

Post y foto: Penélope N.