Si queremos  regalar algo dulce en el día de los enamorados, podemos hacer nosotros mismos una maceta de brochetas de gominolas.

Materiales:

Cubremacetas cerámico (para chicas)

Recipiente o cubilete de metal (para chicos)

Brochetas de madera

Corazones de gominola

Cinta de raso roja

Papel de seda de color verde

Bolsa de regalo de papel

Esponja verde (de la que se utiliza en floristerias)

Preparación:

Ponemos la espuma verde dentro del recipiente, en ella pincharemos las brochetas. Antes de comenzar a pinchar las brochetas, ponemos un poco de papel de seda tapando la esponja verde.

Distribuimos los corazones en los palitos de las brochetas, la idea es disponer los corazones en escalera, de menos a mas. Los palitos con mayor número de corazones (3ó 4) estarían en la parte trasera y los de menor número (1 ó 2) en la parte delantera. De esta forma se pueden ver todos y estéticamente es más bonito.

Una vez tenemos todos los corazones colocados, ponemos la cinta de raso alrededor del recipiente y hacemos un lazo. Solamente queda meter el regalo en la bolsa de papel y entregarlo, con un beso preferiblemente.

Este tipo de regalo no es efímero, porque aunque las gominolas desparecerán, el recipiente (cubremaceta o cubilete) se puede utilizar a diario. Otras opciones son cajas decoradas de papel o madera.

El cubremaceta nos servirá para poner una de nuestras plantas, o bien utilizarlo para poner bombones, frutos secos, caramelos, flores secas….en cuanto al cubilete se puede utilizar para poner lápices, bolígrafos, rotuladores, herramientas pequeñas como destornilladores, tornillos o tacos, nos servirá para guardar mecheros… Si optamos por las cajas pueden decorativas o servir de joyeros, e incluso que pequeñas cajas de costura o para guardar esmaltes de uñas…

Siempre nos recordará el detalle de nuestra pareja, que nos regaló “Dulces corazones” con un gran beso.

 

Foto: ramosdulces.com