Os recomiendo una visita a Bodegas Portia en Gumiel de Izan en Burgos.

La visita es espectacular y el personal de relaciones públicas exquisito. La visita empieza en una maqueta del edificio diseñado por el arquitecto Norman Foster. Esta bodega es la septima bodega del Grupo Faustino, que tiene bodegas por distintas zonas de denominación de origen en España, se inauguró en el año 2010.

El diseño del edificio es funcional a la vez que muy atractivo con elementos fuera de lo común, como la integración del edificio en el terreno lo que supone que los tractores puedan llevar la uva directamente a la tolba dejando caer la uva por gravedad, el edificio tiene forma de flor con un corazon y 3 pétalos, cada sección del edificio está diferenciada por tareas pero a la vez su cercanía facilita la elaboración del vino incluidas las distintas fases de fermentación, crianza y embotellado.

El personal que realiza la visita, es amable y cercano y explica con detalle cada parte del proceso contando anécdotas que hacen que los visitantes se sientan parte del proceso. Si van en época de recolección o en día laborable podrán ver la bodega en plena actividad diaria.

Algunas de las curiosidades que nos comentaron fueron que el arquitecto Norman Foster puso paneles de metacrilato rojo en las fachadas del edificio para que las personas que se encuentren en el interior del edificio tenga constancia del nivel del terreno en cada zona del edificio (la verdad es que es impresionante estar dentro de un pétalo del edificio y ver la luz del exterior a través de los paneles rojos), otra curisiodad es que el nombre de la bodega se debe a la septima luna de Urano al ser la bodega la septima bodega del Grupo Faustino, además en el proceso de elaboración se aprovecha todo el producto desechado (el sobrante de la uva una vez extraido el mosto se aprovecha para abono o se envía para elaborar licores o productos cosméticos), las barricas se desechan cada cuatro años y se limpian cada pocos meses, en la bodega el enólogo tiene acceso visual a todos los corchos de las botellas ya que se almacenan en paneles verticales como si se tratase de módulos de una biblioteca, nos recomendaron quitar la cápsula de la botella cuando compremos vino para ver si el corcho toma un color inadecuado lo que significaria que hay alguna anomalía…

Posteriormente a la visita se realiza una cata de dos de los vinos que elabora la bodega, donde nos ofrecieron unas pequeñas pautas para realizar la cata. Posteriormente si lo desean puedan acudir al Bar /Restaurante para degustar lechazo de la zona o ensalada de salmon en salsa de soja y sesamo. Desde el restaurante las vistas con impresionantes.

Visitas Guiadas.

Lunes a viernes 11:00, 12:00, 13:00 y 16:30h

Fin de semana y festivos 11:00, 12:00, 13:00 y 16:30 h

Precio visita Standar 10€ por persona (incluye visita y cata dos vinos)

Les recomiendo consultar la página web de la bodega, ofrecen Experiencia en Viñedo, Degustación de Vinos, Visitas Gran Reserva, Eventos Profesionales y Visitas especiales en Vendimia.

www.bodegasportia.com

Fotografía y post: Penelope N.