Para todos aquellos que tienen gatos en casa, les ofrezco unas pequeñas ideas para evitar en lo posible el olor de los areneros en la vivienda.

Lo primero es limpiar la arena una o dos veces al día.

La arena tiene que se conglomerante, de grano fino y sin perfume preferiblemente, ya que al felino puede no gustarle el olor.

En cuanto a los areneros tienes que tener filtros, hay que tener en cuenta que si se elige un arenero cerrado el olor se concentra dentro.

Los areneros se tienen que vaciar y limpiar por completo como mínimo una vez a la semana y se tienen que limpiar con detergentes no agresivos.

Una lectora de la página nos propone unas almohadillas para las alfombras que evitan que estas se desplacen. Las conseguí de las mejores comparaciones con https://www.cualesmejor.net/almohadillas-de-alfombra/